Ruta con niños: La font de la Coveta

Hola a tod@s! hemos estado este mes de mayo disfrutando de fines de semana al aire libre. Es el mes que más nos gusta del año: calor pero no sofocante, días luminosos y más largos, olor a flores y a primavera…

Hoy queremos compartir con vosotros una ruta senderista para hacer con los peques de la casa por Banyeres.

Duración: aprox. 1 hora y media

Longitud: 7 Km

Dificultad: baja

Recomendada: para iniciados al senderimos y niñ@s mayores de 6 años.

Nuestro objetivo es llegar a la Font de la Coveta, dentro del espectacular Parque de la Sierra de Mariola. Llegamos por la carretera CV-795, que une Alcoy con Banyeres, hasta llegar al Centro de Interpretación del Parque, ubicado en la Masía “Ulls de Canals”. Aparcamos el coche y nos acercamos al Centro que divulga el patrimonio del parque, le echamos un pequeño vistazo antes de dar comienzo a la ruta.

Se coge una pista forestal a la derecha de la masía y, cargados de bocatas y refrescos, comenzamos. No hay desniveles complicados y está todo el trayecto señalizado con las placas metálicas con el logotipo del pájaro y flechas azules correspondiente a los parques naturales de la Generalitat Valenciana.

Pasamos por varias fábricas antiguas y medio derruidas con unas llamativas chimeneas. Antes fábricas de harina, luego de papel y, desde los años 40, abandonadas.

fábrica
fábrica
chimenea
chimenea

El trayecto se hace ameno con los niñ@s. Amplias zonas de cultivo y masías salpican el paisaje con un colorido abrumador en esta época del año.

cultivo
cultivo

Rojos, verdes y azules se combinan haciendo imposible no hacer fotos a derecha e izquierda.

amapolas
amapolas
flora
flora

Junto a la última fábrica, conocida como fábrica de Blanes, del S. XVIII, abandonamos la pista forestal, cruzamos un bonito puente y empezamos a ver el cauce.

puente
puente

Aquí el paisaje cambia, la zona es frondosa, con chopos y sauces que reducen la senda a poco más del tránsito de una persona. En este sitio descansamos, nos tomamos unos bocatas que nos supieron a gloria y observamos la múltiple fauna y flora que nos rodeaba. Una pasada!

paisaje
paisaje

Ya quedaba poco…no había mucha gente, pero empezamos a ver a excursionistas atrevidos que probaban las frías aguas. Seguimos unos metros más y llegamos a La Font de La Coveta, un pequeño manantial que alimenta al río y que se conoce como el Nacimiento del Vinalopó.

fuente
fuente
entorno fuente
entorno fuente

Y en ese momento Coral pidió mojarse los pies y yo, madre aventurera, allí me metí con ella a probarla. Uff! estaba helada, pero nos reímos mucho.

momento refrescante
momento refrescante

El camino de regreso se hizo corto jugando a adivinar animales, cantando canciones, jugando con las piedras y los palos del camino…de regreso a la Masía nos tomamos unos cafés y unos helados en el restaurante que hay junto al Centro de Interpretación, y que me dijeron otros senderistas que se comía muy bien.

Os recomiendamos esta escapada, nosotros nos lo pasamos genial!

Font de la Coveta
Font de la Coveta

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *